La alimentacion y los niños

La capacitación de hábitos alimenticios saludables debe empezar desde los primeros años por el hecho de que los hábitos instalados de forma temprana tienden a durar durante la vida. El rol de los progenitores en el desarrollo de hábitos saludables es esencial puesto que no solo enseñan con el ejemplo, sino los progenitores asimismo son quienes pueden orientar qué y de qué manera comen los pequeños.

La adecuada nutrición de los pequeños debe iniciar desde muy temprano al asegurar que los pequeños solo tomen leche materna hasta los seis meses de vida como único comestible. A esta etapa le prosigue la integración paulatina de comestibles acordes con la edad del pequeño sin interrumpir de la lactancia hasta cuando menos los un par de años de vida.

Ya en la edad escolar, los pequeños están completamente empapados de los hábitos alimenticios de la familia tanto por la calidad como por la manera en que esos comestibles son consumidos; por tal motivo, las recomendaciones generales para los pequeños asimismo son esenciales para toda la familia.

Para saber qué comestibles ofrecer a nuestros hijos, y exactamente en qué medida ofrecerlos podemos continuar las Guías Alimenticias para la Población Infantil (Ministerio de Salud dos mil seis) que poseen los mensajes esenciales para la adecuada nutrición infantil y la gráfica de la alimentación sana que muestra los seis conjuntos de comestibles básicos y su proporción diaria recomendada.

El óvalo de la nutrición da cuenta de la relevancia de una nutrición variada y completa. Ni un solo género de comestible, ni un solo conjunto de comestibles puede ofrecer todos y cada uno de los nutrientes que el pequeño precisa para su desarrollo y desarrollo apropiados. En una nutrición variada y completa está la clave de una alimentación sana.

La nutrición es completa si a diario se incluyen comestibles de todos y cada uno de los conjuntos y es variada si se sustituyen entre sí los comestibles pertenecientes a un mismo conjunto.
Por si fuera poco, para nutrir bien a los pequeños -y a toda la familia- siempre y en todo momento es conveniente:

Acompañar las comidas con agua eludiendo jugos y bebidas azucaradas
Consumir todos y cada uno de los días leche, youghourts o bien quesos
Ofrecer frutas como postre y/o colaciones todos y cada uno de los días
Eludir el consumo muy usual de fiambres, embutidos, hamburguesas
Eludir productos salobres tipo copetín
No comer frente al TV, y emplear este instante para charlar y compartir con los chicos
No utilizar el alimento como premio o bien castigo

¿Que pasa con los pequeños de dos a cinco años en Argentina? conforme los desenlaces de la Encuesta Nacional de Alimentación y Salud (ENNyS), efectuada por el Ministerio de Salud de la Nación en 2006:

El diez por ciento de los pequeños de entre dos a cinco años son obesos
Prácticamente la mitad de los pequeños no consume suficiente calcio
El cuarenta por ciento de los pequeños no consume suficiente vitamina C
Prácticamente el veinte por ciento de la energía que consumen los pequeños procede de dulces y bebidas
El nueve por ciento presenta anemia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s